Jueves, Octubre 23, 2014
   
Tamaño

Sancionada Ley del Estatuto de la Función Policial

La plenaria de la Asamblea Nacional sancionó la Ley del Estatuto de la Función Policial, ordenando su remisión al Ejecutivo Nacional a los fines de su promulgación y publicación en la Gaceta Oficial. El objeto de la normativa es regir las relaciones de empleo público entre los funcionarios y funcionarias policiales y los cuerpos de policía de la Administración Pública Nacional, estadal y municipal, lo cual comprende:

  1. El sistema de dirección y de gestión de la función policial y la articulación de la carrera policial.
  2. El sistema de administración de personal, el cual incluye la planificación de recursos humanos, procesos de reclutamiento, selección, ingreso, inducción, educación y desarrollo, planificación de la carrera, evaluación de méritos, ascensos, traslados, transferencia, valoración y clasificación de cargos, jerarquías, escalas de remuneraciones y beneficios, permisos, licencias y régimen disciplinario.
  3. Los derechos, garantías y deberes de los funcionarios y funcionarias policiales en sus relaciones de empleo público.


Entre las finales de la ley esta, regular el sistema de administración de personal de los funcionarios (as) policiales para garantizar su idoneidad en la prestación del servicio de policía.

Igualmente, establecer un régimen uniforme y razonable de remuneraciones y beneficios sociales de los funcionarios (as) policiales, que reconozca su compromiso institucional, formación, responsabilidades, desarrollo y desempeño profesional.

También está, establecer la organización jerárquica y la distribución de las responsabilidades en los diversos ámbitos de decisión y ejecución de las instrucciones para el mejor cumplimiento de la función policial, común para los distintos ámbitos político territoriales de desarrollo del servicio de policía.

Asimismo, regular el sistema equilibrado de supervisión interna y externa del desempeño policial, contemplado en los artículos 77 al 81 de la Ley Orgánica del Servicio de Policía y cuerpo de Policía Nacional, conforme a los principios de la intervención oportuna, el fomento de buenas prácticas policiales, la corrección temprana de las desviaciones y la responsabilidad administrativa individual, señalando el marco de tipificación de las infracciones, así como los procedimientos para identificarlas, descartarlas y controlarlas con eficiencia.

Se precisa que la prestación del servicio de estos funcionarios(as) es a dedicación exclusiva e incompatible con el desempeño  con cualquier cargo de carácter público remunerado, a menos que se trate de cargos académicos, accidentales, asistenciales o docentes.

En su articulado se indica que el cuerpo de Policía Nacional, estará conformado por una directora o director general –nombrado por el ministro o ministra con competencia en seguridad ciudadana–, y demás integrantes de conformidad con lo que prevea el reglamento orgánico respectivo, y de igual manera estarán conformados los cuerpos de policía estadal y municipal, pero su director será nombrado por el gobernador y alcalde respectivo.

Sobre la función policial se precisa que la misma será la de proteger el libre ejercicio de los derechos de personas, de las libertades públicas y de garantía de la paz social. Asimismo prevenir la comisión de celitos e infracciones de disposiciones legales, reglamentarias y ordenanzas municipales.

También se establece que entre las funciones policiales está la de apoyar a las autoridades competentes para la ejecución de las decisiones legítimamente adoptadas, controlar y vigilar las vías de circulación, canales, ríos, lagos, mar territorial, puertos y aeropuertos, como también el tránsito de peatones, tracción de sangre, vehículos, naves y aeronaves de cualquier naturaleza, y facilitar la resolución de conflictos mediante el diálogo, la mediación y la conciliación.

Durante el debate la presidencia concedió el derecho de palabra a Pedro Duque, aspirante a formar parte de la Policía Nacional Bolivariana, quien como primer pasó solicitó un minuto de silencio en honor a los funcionarios policiales que han caído en cumplimiento de su deber, el cual le fue concedido.

El aspirante a la Policía Nacional indicó que al igual que los parlamentarios junto a sus compañeros tienen muchas inquietudes en cuanto a la labor del organismo policial.

Duque también manifestó que en la Policía Nacional quieren tener un honor, y se encuentran desarrollando una serie de actividades en cuanto a conocimiento y la parte física que se requiere para la nueva policía.

Asimismo expresó dentro de la Escuela de Formación del Policía tiene el compromiso de no al delito y a la impunidad, que será el lema de la nueva policía que tendrá el país a partir del venidero 20 de diciembre.

También señaló que la Policía Nacional va a trabajar con la dignificación de ser un policía humanista, el cual trabajará con un criterio definido a través del Estatuto de la Función Policial que regirá los deberes y derechos de los funcionarios policiales.

Considera que el policía debe ser un profesional con criterios definidos y con ideología y con Patria, que se mantiene a través de los conocimientos que logre en su formación.

Finalmente dijo que con esta normativa los funcionarios podrán contar con la homologación y la jubilación, donde no existirá aquellos policía que cumplen 30 o más años de servicio y luego se olvidan de él, sino que su tiempo de servicio será retribuido dignamente.                                                                                                                        

Niveles jerárquicos

En el proyecto se establecen escalas de rangos y ascensos donde la carrera policial estará estructurada en tres niveles jerárquicos sustentada en los grados de: primer nivel, con responsabilidades en la ejecución de actividades de contacto inmediato y operacional con la ciudadanía, estará integrado en orden ascendente por las y los oficiales, las y los oficiales agregados y las y los oficiales jefes.

El segundo nivel, con responsabilidades de dirección media, diseño de operaciones, supervisión y evaluación a nivel táctico, estará integrado en orden ascendente, por las y los supervisores, las y los supervisores agregados, así como los y las supervisores jefes.

El tercer nivel, con responsabilidades de alta dirección, planificación y evaluación estratégica, estará integrado, en orden ascendente, por: las comisionadas y comisionados, las comisionadas y comisionados agregados y las comisionadas y comisionados jefes.

Disposiciones transitorias

En las disposiciones transitorias se establece que dentro del año siguiente a la vigencia  de la Ley, deberán ser homologados y reclasificados los rangos y jerarquías de los funcionarios y funcionarias policiales, en condición de actividad y jubilación. Asimismo dentro de los tres meses siguientes a la vigencia de la ley, el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de seguridad ciudadana, regulará, mediante Resolución, los procedimientos a seguir para la homologación de los rangos y jerarquías.

Por otra parte se establece que dentro de los seis meses siguientes a la vigencia de la citada ley, el Servicio Autónomo de la Defensa Pública deberá crear los Defensores Públicos y Defensoras Públicas especiales en materia de asesoría, asistencia y representación de los funcionarios y funcionarias policiales, a fin de garantizar su derecho a la defensa y al debido proceso en los procedimientos administrativos y judiciales.

Reforma Parcial de la Ley de Policía Nacional

Igualmente la plenaria aprobó en primera discusión la Ley de Reforma Parcial del Decreto con rango, Valor y fuerza de Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional, ordenándose su remisión a la Comisión de Política Interior a los fines de elaborar el informe para la segunda discusión y sanción de está normativa.

En la reforma presentada solamente se modifica el título de la normativa, proponiendo que el nuevo sea: Ley Orgánica del Servicio de Policía y del cuerpo de Policía Nacional Bolivariana.

El miércoles 8 de abril del 2008 entró en vigencia el Decreto con rango, Valor y fuerza de Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Policía Nacional, publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.880.

En la exposición de motivos de la reforma presentada se indica que a raíz de la entrada en vigencia de la Constitución en 1999, y siguiendo los postulados fundamentales del texto constitucional, entre los que se encuentra, el de la refundación de la República y de todas y cada una de las instituciones fundamentales del estado, dándose inició a la revisión, adecuación y elaboración de las normas jurídicas que las rigen, entre las que se encuentra la creación de un

Cuerpo Uniformado de Policía Nacional

Con el objeto de mantener y restablecer el orden público, proteger a los ciudadanos, hogares y familias, apoyar las decisiones de las autoridades competentes y asegurar el pacífico disfrute de las garantías y derechos reconocidos por la constitución, se le impone al Ejecutivo Nacional la obligación de organizar de conformidad con la ley, un cuerpo uniformado de policía nacional.