Sábado, Noviembre 01, 2014
   
Tamaño

En 2011 empezarán concursos para ingresar a la Fiscalía

Caracas, (El Universal).- En Venezuela hay más de 1.300 fiscales. Todos y cada uno ellos se hicieron con sus cargos por medio de una revisión de sus credenciales y todos y cada uno de ellos pueden ser removidos en cualquier momento por la fiscal general de la República. Sin embargo, esto comenzará a cambiar el año próximo, pues para el mes de enero está previsto que se celebren los primeros exámenes para el ingreso a la carrera fiscal.

La información la suministró la jefa del Ministerio Público, Luisa Ortega Díaz, en el programa que tiene en Radio Nacional de Venezuela (RNV), donde afirmó: "Ya tenemos a punto todo el proceso para convocar el primer concurso para el ingreso de fiscales". No obstante, la también presidenta de turno del Consejo Moral Republicano aclaró que este proceso no será para todos los cargos, sino que será restringido.

"El concurso no va a ser para cualquier despacho fiscal", aclaró, al tiempo que explicó: "Esperamos abrir seis o siete cargos para enero. Para tranquilidad de todos los fiscales solo vamos a llamar a concurso aquellos despachos cuyos titulares se hayan jubilado, estén por jubilarse o donde el fiscal haya sido ascendido".

La situación de provisionalidad de los fiscales, al igual que la de los jueces, ha sido cuestionada por organismos internacionales como la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las cuales han advertido que la misma atenta contra la independencia y autonomía del Poder Judicial.

La Constitución de 1999 y la Ley Orgánica del Ministerio Público establecen que todos los profesionales del Derecho que pretendan hacerse con un cargo de fiscal deben pasar por unos exámenes para demostrar que están capacitados para desempeñar esa función. La ley, aprobada en 2007, incluso daba un lapso de un año para iniciar dichas pruebas, el cual venció hace más de dos años.

¿Cuáles son las razones por las que no se ha cumplido con este mandato legal? En enero pasado se le preguntó esto a la fiscal general en el marco de una entrevista que concedió a este diario y ella respondió lo siguiente: "Nosotros nos encontramos con muchas debilidades y yo no puedo darle estabilidad a un funcionario que no esté preparado. De pronto abrimos los concursos y por cosas de la vida quedó el que no era el más preparado. Estamos haciendo primero una sacudida para ubicar a la gente donde debe estar, para luego abrir los concursos y darles la estabilidad que nos daría mayor credibilidad ante los organismos internacionales".