Sábado, Noviembre 01, 2014
   
Tamaño

Asamblea Nacional aprobó Ley para el Desarme

Caracas, (AN).- La plenaria de la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad en primera discusión la Ley para el Desarme y Control de Municiones, ordenando su remisión a la comisión de Defensa y Seguridad a los fines de elaborar el informe para la segunda discusión, asimismo se llevará la normativa al Parlamentarismo Social de Calle.

La normativa tiene por objeto el registro, control y recuperación de las armas y municiones, así como el desarme de las personas que ilícitamente las porten, detenten, oculten, fabriquen o introduzcan al país.

La misma es aplicable a las personas naturales o jurídicas, de derecho público o privado, que porten, detenten, oculten o realicen cualquier actividad relacionada con las armas, sus partes, repuestos, accesorios y municiones, en el territorio y demás espacios geográficos de la República.

El flagelo de la delincuencia y de la inseguridad, es uno de los principales problemas que aqueja al Estado venezolano, razón que ha motivado al Ejecutivo Nacional y a la Asamblea Nacional, específicamente a la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad, reformar la Ley para el Desarme, aprobada en agosto del año 2002, con la finalidad de reorientarla en corresponsabilidad con el poder popular en cumplimiento de las políticas que se generan de la materia.

Este instrumento legal, crea un mecanismo eficaz de procedimiento y de recuperación de las armas y municiones, que permitirá actualizar el registro de armas y permitir la renovación de los portes y tenencia de las personas que poseen armas; además de sancionar aquellas personas naturales o jurídicas que incurran en algunas de las circunstancias establecidas en la presente Ley.

La política pública nacional de desarme está fundamentada en la preservación y respeto del derecho a la vida y a la construcción de una sociedad amante de la paz, conforme a los principios de progresividad, no discriminación y goce permanente, irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos.

Potestad de recuperación

En la ley queda establecido que es obligatorio el registro, ante la Dirección General de Armas y Explosivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de todas las armas, sus partes y accesorios y las municiones.

El Estado implementará mecanismos administrativos expeditos para la obtención de los certificados de registros y licencias respectivas conforme al previo cumplimiento de los requisitos establecidos en la ley y reglamentos respectivos.

Asimismo, el Ejecutivo Nacional por intermedio de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a través de la Dirección General de Armas y Explosivos es la autoridad competente para otorgar o revocar los permisos de porte y tenencia de armas de fuego.

El Estado, por razones de seguridad, defensa y Desarrollo Integral de la Nación, se reserva la fabricación, importación, exportación y comercialización de las armas, sus partes, repuestos y accesorios y de las municiones; así como la autorización y vigencia de los permisos de porte y tenencia de armas, conforme a la Ley y los reglamentos que regulan la materia.

Los órganos con competencia en materia de desarme, en caso de movilización decretada por el Ejecutivo Nacional o cuando la Comandancia en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana así lo ordene de conformidad con lo establecido en la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación, podrán requisar, sin indemnización ni proceso, todas las armas o municiones existentes en el país

Los medios de comunicación social y de información, públicos y privados, deben cooperar en la difusión y prosecución de los planes y programas para la recuperación de armas y municiones, que el Ejecutivo Nacional establezca, conforme a la Ley y los reglamentos respectivos.

Los medios de comunicación social y de información públicos y privados, deben destinar por lo menos una hora de su programación ordinaria para la difusión de programas educativos que promuevan la recuperación de las armas, municiones, y que estimulen la convivencia, la paz, el respeto a los valores humanos y la vida, programas que estarán bajo la supervisión y aprobación del ministerio con competencia en materia de comunicación e información.